Translations:Adventist Youth Honors Answer Book/Recreation/Wilderness Living/34/es

From Pathfinder Wiki
Jump to: navigation, search

d. Agotamiento por el calor

La insolación es la condición más común causada por trabajar o hacer ejercicio en espacios calientes. El agotamiento por calor produce una perturbación grave del flujo sanguíneo hacia el cerebro, el corazón y los pulmones. Esto hace que la víctima experimente debilidad, mareos, dolor de cabeza, pérdida del apetito y náuseas.

Las señales y los síntomas de la insolación son similares a los del choque: la víctima aparecerá gris ceniciento; la piel será fría, húmeda y pegajosa; y las pupilas de los ojos pueden estar dilatadas (agrandadas). Las señales vitales (presión arterial, temperatura, pulso y respiración) generalmente son normales; sin embargo, la víctima puede tener un pulso débil, junto con una respiración rápida y superficial.

La temperatura del cuerpo puede estar más bajo que lo normal. Debe tratar a las víctimas de insolación como si estuvieran en un estado de choque. Afloje la ropa; aplique paños húmedos y fríos; mueva a la víctima a un lugar fresco o en un área con aire acondicionado y abanique a la víctima. No permita que la persona se enfríe. Si la víctima está consciente, administre una solución de 1 cucharadita de sal disuelta en un litro de agua fría. Si la víctima vomita, no le dé más fluidos. Transporte a la víctima a un centro médico lo más pronto posible.


e. La hiedra venenosa y el veneno de roble

La hiedra venenosa, el roble venenoso y el zumaque venenoso todos causan una erupción cuando los aceites de la planta entra en contacto con la piel. El contacto no tiene que ser directo - puede ser transferido de la planta a otro artículo, y entonces a la piel. Herramientas, mascotas y ropa pueden todos transferir el aceite de la planta a la piel. La mejor defensa contra esta erupción es ser capaz de reconocer estas plantas, mantenerse alerta y evitar el contacto. Si entra en contacto con alguna de ellas, lo primero que debe hacer es lavar inmediatamente la zona afectada con agua y jabón. Esto, en muchos casos, previene la erupción a desarrollarse. Si el contacto fue sin ser detectado y una erupción se desarrolla, aplique la loción de calamina o una crema de cortisona a la zona afectada. Si la erupción se desarrolla en la cara o los genitales, busque atención médica.


f. Una infección de una herida abierta

Las heridas abiertas son un peligro serio en una situación de supervivencia, no sólo a causa de la pérdida de la sangre daños en los tejidos, sino también por el aumento de la posibilidad de la infección. Poco se puede hacer para prevenir la contaminación de la herida en el momento de la lesión. El cuidado adecuado de la herida puede minimizar aún más la contaminación y promover la curación y preservación de la función en la parte lesionada.

  • La ropa debe ser cortada o arrancada de una herida; arropar la herida puede introducir bacterias en la herida.
  • Siempre que sea posible, evite tocar la herida con los dedos o cualquier objeto no estéril. Toda el agua y los instrumentos utilizados en el cuidado de las heridas se deben esterilizar por ebullición. Lavarse las manos antes de tratar cualquier herida es muy importante para tratar la infección.
  • Limpie todas las heridas tan pronto que sea posible. Sólo antisépticos especialmente diseñados para su uso en heridas abiertas deben utilizarse directamente en la herida.
NOTA
Los antisépticos comunes como clorhexidina, yodo y mercurocromo nunca deben ser aplicados directamente a una herida. Estas soluciones destruyen sólo una parte de las bacterias y dañan los tejidos expuestos.
  • Cuando las soluciones de limpieza para las heridas no están disponibles, y la atención médica no estará disponible por un tiempo, un sustituto adecuado puede ser un emplasto hecho de la raíz de helecho. Para preparar una cataplasma, se hierve en agua raíces finamente picadas hasta que esté almibarado. Deje que la cataplasma se enfríe y se aplica directamente sobre la herida.
  • El método de «tratamiento abierto» es la manera más segura para manejar las heridas en una situación de supervivencia. No se debe intentar cerrar una herida por costura. La herida debe dejarse abierta para permitir el drenaje de pus de la infección. Mientras una herida puede drenarse, generalmente no se convertirá en un peligro a la vida. Si una herida está abierta, las orillas pueden ser juntadas con cinta adhesiva cortada en la forma de una mariposa o de pesa. Cuando se aplica adecuadamente un vendaje mariposa sólo una pequeña porción de la cinta adhesiva está en contacto con la herida; pero una gran superficie de la cinta está en contacto con la piel a cada lado de la herida, dando tracción que jala a las orillas de la herida juntas. El centro estrecho permite algún drenaje de la herida y las tiras se pueden remover fácilmente si la herida tiene que abrirse se se desarrolla una infección.